Devocional UNFINISHED

By: Jessica Dugand

“Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.”

Filipenses 1:6

 

Una de las cualidades que mas admiro en una persona es la perseverancia, ya que no se rinde ante los obstáculos y siempre lucha por teminar lo que comienza. En cambio veo como tantas personas sufren de procastinación, dejando todo para última hora, llevándolos a hacer las cosas a la carrera y muchas veces sacrificando la excelencia de los resultados. ¡Debemos seguir el ejemplo de Dios, que no se rinde y que termina todo lo que comienza!

En el libro de Filipenses capítulo 1 versículo 6 dice que tenemos que estar convencidos que la obra que Dios comenzó en nosotros la va a terminar. Tener la convicción implica tener la fe para creer en Dios y creerle a Dios. La Biblia define la fe como la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). Muchas veces vemos nuestras vidas y no creemos que vayamos a ser lo que Dios ha dicho de nosotros, pero no podemos perder la esperanza, porque lo que Dios promete eso cumple.

¿Cuál es la buena obra que Dios ha comenzado en nosotros? Se refiere al proceso de maduración para que lleguemos a parecernos a Jesús. El más interesado en terminar la obra en nuestras vidas es Dios mismo, ya que somos Sus representantes (embajadores) aquí en la tierra.

2 Corintios 5:20 (NTV): Así que somos embajadores de Cristo; Dios hace su llamado por medio de nosotros. Hablamos en nombre de Cristo cuando les rogamos: «¡Vuelvan a Dios!».

¿Qué significa perfeccionar? Perfeccionar según el diccionario es acabar enteramente una obra, dándole el mayor grado posible de calidad y detalle. Perfeccionar significa madurar, mejorar algo, completar. Dios permite que vivamos procesos en nuestras vidas para formar en nosotros el carácter de Cristo. El anhela que vivamos vidas que hablen bien de El, de nuestro creador.

¿Qué significa el día de Cristo Jesús? Está hablando de la segunda venida de Jesucristo. Esto quiere decir que desde el día uno hasta el día que Cristo venga, la obra transformadora de Dios va a seguir en proceso.

¡Así que no te desanimes, Dios no ha terminado contigo, solamente eres una obra inconclusa de Dios (you are just UNFINISHED)!

Leave a Comment